15/3/12

Crítica: Hugo


Para disfrutar de La invención de Hugo hay que estar predispuesto a soñar, a introducirse en un cuento infantil con fuertes connotaciones al mundo adulto. El imaginario de los sueños de los niños no se aleja del mundo inmisericorde de los adultos, solo cambia el punto de vista, la inocencia, la malicia, tan solo cambia el color.


La invención de Hugo comienza siendo magnética, con un despliegue técnico fabuloso dirigido bajo el pulso firme y perfeccionista de Martin Scorsese acompañado con una música que encaja a la perfección con los tiempos de la trama. La banda sonora se enlaza con los personajes hasta tal punto que se convierte en lenguaje, las notas consiguen transmitir sentimientos, ambientar una embriagadora estación de tren o esparcir un fino aroma musical que rememora al cine clásico.

La cinta indaga en la figura de Georges Méliès, la primera persona que vio el cine como negocio, comprendió que el cinematógrafo de los hermanos Lumière podía utilizarse para contar historias. En la corta pero intensa historia del cine suele quedarse como nota al margen, Pathé y su eterno rival Gaumont suelen copar más espacio en los libros por su innovadora idea de negocio. Algún profesor una vez me dijo que Méliès no supo ver el cine fuera del teatro, pero el cine no es más que un teatro con un escenario proyectado. Méliès realizó la primera película de ficción del cine, fue el primero que atisbó el negocio que podría suponer este nuevo arte, incluso  inauguró el cine a color (con una técnica muy vasta y manual); por todo ello no merece ser un simple comentario en una clase de “Historia del cine”, ni un párrafo de contexto en un libro de historia.

Scorsese ofrece un justo homenaje con un truco de magia solemne y lleno de emoción a través de las peripecias de Hugo (Asa Butterfield), un niño de mirada transparente e intenciones nobles, una persona que tratará de terminar lo que otros no pudieron hacer para cerrar un capítulo de su vida. A partir de la creación tratará de conocerse a sí mismo, todos hemos nacido en este mundo para ser algo más que un estúpido objeto decorativo, cada persona es una pieza única que engrana en una maquinaria social de gran complejidad.

La invención de Hugo ofrece una historia de juventud, tierna y a la vez agridulce, con una tensión siempre patente, con una técnica visual y una banda sonora que consiguen presentar una trama que funciona con la precisión de un viejo reloj de cuerda. Una gran película cuyo único pero es la falta de una definición más perenne, Hugo Cabret resulta ser un digno homenaje a los inicios de este arte tan fascinante llamado cine.

Puntuación:

Titulo original: Hugo Cabret.
Director: Martin Scorsese.
Guión: John Logan (Libro: Brian Selznick)
Reparto: Asa Butterfield, Chloe Moretz, Ben Kingsley, Sacha Baron Cohen, Jude Law, Emily Mortimer, Michael Stuhlbarg, Ray Winstone, Christopher Lee, Richard Griffiths, Helen McCrory, Frances de la Tour.  
Duración: 127 min.
Año: 2011.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada