2/5/11

Los misterios de Laura

Sin quererlo mi madre, benditas madres, me definió a la perfección esta serie de televisión: “los casos policiacos que hay me entretienen y me gusta mucho María Pujalte”. Debo reconocer que no tenía conocimiento de esta serie y que el pasado lunes vi el primer capítulo de la segunda temporada, luego me atreví con el primer capítulo de la serie para comparar y fijarme que pocos aspectos han cambiado en esta serie. Es de esas series que repite su estructura constantemente, con capítulos independientes porque la trama de la vida personal de la protagonista es muy flojita y relativamente fácil de seguir. 

Los misterios de Laura es una serie de sillón, después de un agotador día te apetece reposar las posaderas, y de paso la mente, para evadirte de este mundo cruel con una historia bastante mala y cogida por hilos pero que si lo dejas pasar –algo no apto para estómagos refinados-, puedes pasar una velada relajada.

Me parece una versión libre del irremplazable Sherlock Holmes descafeinado, el carácter deductivo de la investigadora resulta demasiado simple, su compañero Watson no está apenas desarrollado y han traspasado su adicción a las drogas por el menos nocivo amor culinario, me irrita comprobar como la investigadora pierde el culo por un trozo de tarta de chocolate.

Lo que también me ocurre es que no me creo el personaje interpretado por María Pujalte (Periodistas, 7 vidas, Los Quien) carece de misterio, no tiene una personalidad magnética ni un ingenio sobrenatural capaz de superar cualquier pormenor que se precie, como sí lo tiene Sherlock Holmes. Este personaje me parece bastante tontorrón, ni siquiera le veo superando unas oposiciones para policía nacional, resolviendo un complicado acertijo, hablando en inglés o disparando a sangre fría a un asesino que se escapa del lugar del crimen.

No hay duda que Los misterios de Laura es mala serie, irreal y con una trama simplona, intentan buscar el suspense con el juego de saber quien es el malo, pero lo hacen malamente, sin profundidad y con trampas demasiado visibles y penosas. Mi madre definió sin quererlo al target para el que va destinado esta serie, personas que soporten esta mala actuación de María Pujalte –lo siento, no la veo en el papel- y que les guste la trama policiaca con el único fin de descansar la materia gris; para los más pretenciosos y los amantes del género policiaco les aconsejo que se muevan a Londres y vean la serie Sherlock realizada en 2010 por la BBC, no lo olvidemos, es la televisión pública inglesa la que hace series de calidad.
Puntuación:

0 comentarios:

Publicar un comentario