4/3/11

Destino oculto (The Adjustment Bureau)

Matt Damon me parece un buen actor pero últimamente le veo por todos lados, en la actualidad se le puede ver en tres películas diferentes de la cartelera: Más allá de la vida, Valor de ley y de la que hoy toca hablar. Al margen del monopolio actual de Matt Damon en el cine, lo cierto es que la película me decepcionó. En Destino oculto se estrena en la dirección George Nolfi, el que fuera el guionista de El ultimátum de Bourne y quizás por ello esperaba un guión más redondo y entretenido.
La película, aunque se enmarca en el mundo de la ciencia ficción y tiene un gran parecido con Matrix, en realidad nos presenta una historia romántica a la que le faltan sentimientos. Matt Damon interpreta a un carismático político en una perpetua carrera ascendente que se topa en su vida con una bailarina de ballet (Emily Blunt) que le cambiará la vida. Hay cierta química entre la pareja protagonista, lo que ocurre es que la trama central resulta tan simple y predecible que ahoga el resultado final.
Nada desdeñables son los primeros minutos de la película, después de su estupendo discurso, la retórica desaparece y da paso a la búsqueda de la mujer añorada que, pese a la introducción de una trama fantasiosa paralela, no acaba resultando. La ciencia-ficción no es más que la piel superficial que esconde el verdadero fruto de la película, un fruto romántico soso y que llega a resultar pesado en su digestión. Al final, la acción cobra  primer plano para despertar a las mentes y ofrecer un final precipitado y más que predecible.
Destino oculto, una película que toca muchas bazas temáticas (acción, intriga, suspense, romance y ciencia-ficción) pero que falla en la concepción de su unidad. La historia no consigue despertar la atención requerida en el espectador para conseguir el objetivo para el que fue concebida, el de entretener. 
Puntuación: 

2 comentarios:

No me convenció..demasiado insípida, le falta algo.
Cambiaria de forma radical el papel de la chica, demasiado artificial, para mi gusto.

Saludos.

Tienes razón, para mi toda la película queda demasiado artificial.
Saludos.

Publicar un comentario