22/1/11

Cortometraje: Porque hay cosas que nunca se olvidan

Se trata de un corto de producción española, aunque haya sido realizado por un argentino y se haya rodado en Italia en italiano, por supuesto. Aunque se estrenó en 2009, ahora ha cobrado relevancia porque acaba de entrar en el libro Guinness de los Records como el cortometraje más premiado de la historia. Su hasta la fecha desconocido director, Lucas Figueroa, ha recogido 300 premios en prácticamente todos los festivales que existen, valgan como ejemplo los festivales de Tokio, Berlín, Los Ángeles, Málaga, Nueva York, Londres, o Buenos Aires.

La historia gira en torno a unos chavales que traman una venganza por el impedimento de jugar al fútbol en la calle. La verdad que me ha rememorado a mi juventud y las veces que nos prohibieron jugar a la pelota en determinados lugares, tronchar unos arbustos y romper un cristal no me parece para tanto. El caso es que este corto tiene una realización y fotografía impecables, con una música acertada y con el cameo del conocido jugador de fútbol Fabio Cannavaro.

Con tantos premios cosechados esperaba mucho más de este corto que me ha dejado frío, no veo una historia innovadora, ni una originalidad extraordinaria, es cierto que es un buen corto con el fútbol como telón de fondo pero no posee nada más, se queda en la superficie y aunque sea divertido no me ha sorprendido ni aportado nada nuevo. Dejo el enlace para que juzguen ustedes.

Pincha aquí para ver el cortometraje
Puntuación: 

2 comentarios:

Joder con los niños...
el balón es su amigo y la Abuela lo pago caro....ja,ja,ja
el corto me ha gustado,también me sorprende tantos premios..
el corto sera una buena plataforma de lanzamiento para el director..
saludos

Al director sí que le salió rentable, yendo de festival en festival ha conseguido unas vacaciones pagadas por prácticamente todos los rincones del mundo, así da gusto.
Un saludo.

Publicar un comentario