24/11/10

Resident Evil: Ultratumba (Resident Evil 4)

Resident Evil: Ultratumba


Cada vez viene siendo más habitual que títulos de videojuegos de éxito se adapten a la gran pantalla, ello tiene la gran ventaja de contar con un amplio público que seguro esperará impaciente para ver a los personajes del videojuego en carne y hueso; una opción que seguro se repetirá cada vez con mayor asiduidad en el futuro vista su gran rentabilidad. El problema que acarrean la mayoría de estas películas radica en su falta de pretensiones y su ferviente inclinación por los efectos visuales desechando la parte argumental.

Con Resident Evil: Ultratumba desgraciadamente ocurre lo anterior, la historia no contiene ningún giro, es más, resulta repetitiva y nos pervierte con un desenlace facilón que termina por hacer naufragar sin remedio a todo un proyecto que ya cojeaba desde su gestación. Los productores nombraron director a Paul W. S. Anderson que ya se encargó de realizar la primera película de la serie, la mejor de todas sin ninguna duda, seguramente pretendían así intentar corregir el rumbo y dar un mínimo de calidad a una saga que iba de mal en peor, pero se olvidaron de lo más importante, contar una buena historia.

El papel protagonista sigue en manos de Milla Jocovich, una actriz que me sigue pegando para este tipo de caracterizaciones, también me alegró encontrar a Wentworth Miller, protagonista de la serie Prison Break y que supone su primera inmersión en la gran pantalla desde que concluyó la serie, creo que puede aportar algo positivo al mundo del cine, habrá que esperar para comprobarlo. Regresando al filme, destacar el uso de las tres dimensiones, la única gran novedad con respecto a las anteriores películas, una innovación tecnológica que queda vacía porque no puede sostener por sí misma una historia carente de suspense, ritmo y tensión. Debo reconocer que sufrí un gélido escalofrío por el cuello al conocer que está prevista la ejecución de la quinta entrega, eso sí que da miedo.

0 comentarios:

Publicar un comentario