4/11/10

Origen

Origen


Christopher Nolan lo ha vuelto a conseguir, crear una película que rehúya de convencionalismos, ofrecer un espectáculo puro sin que ello haga desmerecer la historia, capaz de configurar un cine comercial inteligente que entretenga a la par que haga reflexionar. Con su anterior película, El caballero oscuro, revolucionó el cine de superhéroes realizando una obra redonda y que será difícil de superar.

Con Origen consigue una película modélica en muchos aspectos pero no llega al nivel de El caballero oscuro, en esta ocasión juega con el tiempo y la mente creando un submundo que funciona como reloj suizo. Una trama compleja no exenta de acción y suspense, Nolan ya jugó magistralmente con el tiempo con Memento, película que le otorgó fama y que se ha convertido en una película de culto. Al igual que con Memento, en Origen encontramos un pequeño truco, un as de la baraja que no estaba al principio del reparto, Nolan se convierte en un auténtico prestidigitador del séptimo arte, una manía que pienso debe desterrar en el futuro para intentar presentar algo más puro y enrevesado.

Ese fallo, si podemos llamarlo así, no lastra el resultado final pero sí desmitifica una película que cuenta con un reparto perfecto, presentar a Di Caprio como protagonista es apostar sobre seguro, Ellen Page (Juno, Hard Candy) se muestra a la altura y demuestra que es una gran actriz con un futuro prometedor. Aparte de las actuaciones, Origen cuenta con unos efectos especiales deslumbrantes que permiten meternos en la mente del ser humano y romper sin problemas todas las barreras físicas de lo real.

No llega al nivel de El caballero oscuro pero Nolan demuestra que está en plena forma y que tiene una capacidad inusitada para mezclar complejidad y entretenimiento, una gran película rodada por uno de los mejores directores del momento.

0 comentarios:

Publicar un comentario