23/9/10

Desmembrados

Desmembrados

(Gracias a Ramón Monedero por su sugerencia)

Unos empleados de una multinacional productora de armas se van a pasar un fin de semana de convivencia en una lujosa casa de Hungría. Todo parece tornarse cuando la solitaria carretera aparece cortada y no tienen otra que andar hasta el lugar de las que parecían que iban a ser unas relajantes vacaciones pagadas. A partir de aquí los trabajadores comprobarán que no están solos y que su vida corre serio peligro. Como se ve la historia no es nueva y la estética gore que cobra la película tampoco, camina con paso premeditado como el resto de las de su género, algunas secuencias y acciones son más que presumibles pero otras no, y esta es la gran virtud de Desmembrados, la sorpresa de algunas secuencias.

El director Christopher Smith no se conforma con cambiar el color del envoltorio, intenta dar un nuevo sabor con pequeños alicientes. Aunque estemos ante un espectáculo de decapitaciones y amputaciones sangrientas, toda la película lleva impregnada un olor a humor que se agradece, algunas escenas resultan cómicas compaginando así la carencia de una buena historia.

Aunque el nivel en sangre por fotograma esté bastante controlado, no hay que olvidar que esta película va dirigida a un público muy particular que seguro que aceptará de buen grado la frescura que impregna la película. Me quedo con la primera parte del filme, arranca potentemente y engancha lo justo para que el espectador se quede con las ganas de saber que les pasará a los curritos de la fábrica de armas, pese a que se suponga de antemano que la mayoría acabarán en la atestada cola de entrada al limbo. Un producto sangriento con buenas dosis de humor y de recomendable visión para los amantes del terror macabro.

0 comentarios:

Publicar un comentario