20/9/10

Desde París con amor

Desde París con amor


París, hermosa capital conocida como la ciudad del amor aunque yo creo que la ciudad del amor se encuentra ahora en Ámsterdam, claro, si obviamos el “momento Mastercard” del ineludible desenlace. Debo reconocer que tengo simpatía (únicamente cinéfila) por el director de la película; Pierre Morel cree en la posibilidad de un cine comercial que esté a la altura del americano. Ya empezó siendo director de fotográfia en la primera entrega de la insulsa Transporter. Luego le salió una película redonda usando al irlandés Liam Nelson en el papel protagonista, Venganza (Taken) consigue ser una película europea con una manufactura que nada tiene que envidiar a las del otro lado del charco.

En esta ocasión el resultado no se asoma a lo que esperaba, Morel ha optado por hacer una película que se ríe constantemente de sí misma, un guión demasiado trillado que presumo solamente enganchará a los cocainómanos del género. La película gira en torno a una peculiar pareja de agentes secretos, el irlandés Jonathan Rhys Meyers (Match Point, Los niños de Huang Shi) encarna la parte racional, eficiente y solvente del cerebro que será contrarrestada por la pasión, la violencia y las juergas de un John Travolta totalmente desconocido: alopécico y con un sobrepeso alarmante.

Del guión poco más que reseñar, si escribo “amenaza terrorista” ya saben ustedes como sigue la historia, la verdad que me joden estos guionistas que se lo curran más bien poco [este desahogo personal no tiene nada que ver con mi actual situación profesional]. Desde París con amor es una película sin pretensiones, intenta entretener a base de fórmulas mil veces vistas antes, la única novedad es que ahora las maneja un francés que tiene capacidad para ofrecer un buen filme de acción pero que en esta ocasión no le ha salido el tiro en el blanco. Nada más que alegar, solo espero que Morel vuelva a la senda de Taken en su próxima aventura y que Travolta pille un buen guión de una maldita vez.

0 comentarios:

Publicar un comentario