17/3/10

Sherlock Holmes


Sherlock Holmes junto con su predecesor el detective Dupin, al que le dio vida la genialidad de Allan Poe, suponen mis dos detectives preferidos. Leer los artículos de Conan Doyle supone algo esencial para los amantes de este peculiar género. Curiosamente, Doyle llegó a aberrar su mayor creación, ese detective peculiar, analítico, drogadicto, irónico y caótico. Para Doyle, estas historietas que publicaba en revistas no eran más que géneros menores que le servían para ganarse el pan de cada día y poder escribir obras serias. Tras el paso del tiempo, estas obras serias de Doyle han pasado a mejor vida y sólo le recordaremos por su legado, el diario que el doctor Watson con tanto esmero escribió.

Holmes ha dado mucho juego en el cine, y seguramente dará más, supone todo un personaje entrañable y atrayente –si no, miremos el aura del doctor House, toda una versión actualizada de Holmes–. La película viene firmada por Guy Ritchie, un director que recobró la buena senda con su anterior película RocknRolla, no hay nada como un divorcio a tiempo para sacar el lado más canalla de cada uno. El director de la genial Snatch. Cerdos y diamantes se embarca en un proyecto provechoso, la atmosfera creada en torno a Holmes –ya era hora de que le quitaran ese estúpido sombrero– facilita que entendamos a este maestro de los detectives.

Jude Law, encarna al doctor Watson, una persona inteligente y responsable (otro acierto del guión) en una labor interpretativa solamente superada por Sherlock Holmes. Robert Downey Jr. se encuentra como pez en el agua con un este particular detective de gustos tan refinados como la medicina o el boxeo. Esta peculiar pareja, consigue que nos creamos a sus personajes, que los sintamos vivos en una trama donde la acción prima sobre el resto de aspectos; es verdad que Holmes es mucho más analítico de lo presentado en la cinta pero no es menos cierto que la película no da pié a bostezos.

En su desenlace se colocan las cartas sobre la mesa, descubrimos la parte más holmiana por su sagacidad. Ritchie filma una película entretenida donde encontramos algunos rasgos de la obra original. Tras su éxito en taquilla ya se está preparando la segunda parte de la saga donde aparecerá Moriarty, el archienemigo de Holmes, sólo espero que siga la estela de esta entrega cuyo visionado no es excusa para dejar de leer a Conan Doyle, sería un sacrilegio.

Puntuación: 

0 comentarios:

Publicar un comentario