26/3/10

Invictus

Invictus


Todo lo que realice Clint Eastwood es digno de visionar, su talento demostrado en numerosas ocasiones le confirma como uno de los mejores directores del momento. Su dirección sobria se muestra certera para narrarnos unas historias que tienen la enorme virtud de permanecer en nuestra retina. Mirando la estela que dejaron sus dos anteriores películas, El intercambio con una Angelina Jolie impresionante y Gran Torino, posiblemente la última película en la que veamos a Clint como protagonista, esperaba encontrar otra brillantez, otra obra maestra del cine moderno pero con alegatos del pasado, el buen cine con el que se embadurnó Clint Eastwood.

Si comparamos Invictus con otras obras del director, resulta un rotundo fracaso. Ahora bien, no es una mala película –este hombre resulta convincente hasta con cowboys espaciales– pero seguro que pasará al olvido dentro de la magnífica filmografía que va dejando tras de sí. El rugby es el telón de fondo para mostrarnos una historia verídica sobre el apartheid en Sudáfrica. Nelson Mandela, no quedan halagos para describir la interpretación de Morgan Freeman, utilizará este deporte de “blancos” para cambiar la mentalidad de un país que no puede olvidar el odio racial. Para conseguir este ambicioso y lícito propósito, Mandela se servirá del capitán de la selección de Rugby (Matt Damon) para intentar que tanto negros como blancos caminen de la mano para conseguir un mismo fin.

La historia resulta más que interesante pero le falta tensión, el guión no consigue sorprender y se muestra demasiado complaciente a la hora de caracterizar a los personajes y sus problemas existenciales. Sin duda, esta película busca otro público, creo que Eastwood no es el director apropiado para este tipo de proyectos, es el gran contador de historias de los eternos perdedores, de aquellos que luchan hasta el último aliento por un sueño que saben utópico, Invictus es una obra menor pero no hay que menospreciarla como película, a su estilo funciona y convence pero acabará en el diván de los cuentos olvidados, eso seguro.

4 comentarios:

Lo último que dices me pasó con Gran Torino. Me encanta Eastwood... todo, todito lo que haga... pero la excesiva claridad de la moraleja de Gran Torino... pppffff... me decepcionó. Por lo que entreveo de tu crítica de hoy creo que con esta me va a pasar lo mismo. Un saludo.

Debo decir que a mí Gran Torino me entusiasmó, pero si te encanta lo anterior de Eastwood creo que Invictus te decepcionará, pero como película para pasar una buena tarde no está nada mal.
Saludos.

"Gran Torino" fue, para mí, de lo mejor del pasado año. Pero no la de Jolie. Ésta que comentas no me entusiasmó nada; está llena de cosas que se ven venir. No creo que pase a la Historia...

Lo que nunca entenderé será la falta de reconocimiento que ha tenido "Gran Torino", ni una nominación a nada, una pena.

Publicar un comentario