28/12/09

Luna Nueva

Luna Nueva


Después de leer el primer libro de la saga Crepúsculo, decidí que no ojearía ningún escrito de Stephenie Meyer a menos que fuera coaccionado a ello. Aún así, supongo que debido al tirón mediático, vi la película de Crepúsculo y me encontré con un filme complaciente pero carente de una historia (en parte debido a la novela en que se basa) que consiguiera atraparme. Fui demasiado iluso, no iba a encontrar nada novedoso como en Déjame entrar, más bien se trataba de un romance de adolescentes encubierto en un mundo vampírico que nada aportaba al género.

Con estas presunciones me dispuse a ver Luna Nueva, y debo añadir que esta segunda parte supera a la primera, aunque este no es un mérito considerable. Desde el principio se nos advierte de qué va el asunto, un primerísimo plano de la portada de Romeo y Julieta del inmortal Shakespeare nos adelanta gran parte de la trama. En esta ocasión, la protagonista Bella, Kristen Steward la encarna con mejores dotes que en la primera entrega, será abandonada por el hombre de su vida. En este estado de soledad maldita empezará a trabar amistad con Jacob (Taylor Lautner) que poco a poco irá cogiendo afección por esta joven con tendencias suicidas.

Y en esto consiste la trama, un trío amoroso imposible, y más cuando los aduladores pertenecen a razas antagónicas, la eterna lucha entre los vampiros y los hombres lobos permanece inalterada. La entrada de Jacob, interpretada por el esteroizado Taylor Lautner, da un aire fresco a la sosa historia de Bella y Edward. Las dos horas de metraje llegan a hacerse pesadas, sobre todo en su parte central, menos mal que la mafia italiana consigue amenizar el desenlace.

El resultado es una película para hacer caja, una historia prevista para los (millones de) amantes de la saga Crepúsculo, a los que seguro encandilará esta segunda parte, y más al género femenino, pues en cada fotograma las “exigencias del guión” obligaban a algún actor a aparecer semidesnudo. Para el resto de los mortales, una película que roza el entretenimiento y que decepciona con un final que corta, y malamente, la trama. Habrá que esperar medio año para ver cómo continúa la pasión de estos tortolitos, bendito Shakespeare con su Romeo y Julieta

0 comentarios:

Publicar un comentario