15/7/09

La niebla de Stephen King

La niebla de Stephen King


No soy muy devoto de Stephen King, de lo poco que he leído de su extensa colección no puedo ofrecer una opinión positiva, tampoco tengo el menor interés en leer La niebla, pero no hay duda de que Frank Darabont ha realizado una película, no puedo comentar su grado de fidelidad a la novela, que pese a sus defectos cumple ampliamente con su cometido, entretener al personal a través del sufrimiento ajeno.

No comentaré en demasía el argumento para no destripar nada, simplemente escribiré que una densa niebla envuelve un pequeño pueblo de Estados Unidos, “¿una niebla?”, comentarán ustedes con razón, no parece nada reseñable pero esta cortina de humo esconde en sus entrañas algo más aterrador. Los vecinos, primeramente sorprendidos y más tarde aterrados, se verán obligados a refugiarse en el supermercado del pueblo convertido en un improvisado fortín. Poco a poco, irán descubriendo la causa de esa blanca niebla y los secretos que en ella se esconden.

La niebla no ofrece nada original, en la primera parte existe cierto suspense que acaba convirtiéndose en una vulgar película de ciencia ficción con malos efectos especiales y una trama que deja de interesar -supongo que esta tara se debe a la poca imaginación del autor del libro- a no ser por el pequeño grado de tensión siempre presente. Me pareció interesante, aunque acabará por cansarme, el papel de la mujer “profeta” y sus discursos religiosos y sectarios que tendrán calada entre los bobalicones del pueblo. Respecto a la explicación de la procedencia de la neblina parece sacada de la serie Stargate. Por contra, un final sorprendente romperá con el hilo paupérrimo de la película, aún así La niebla no deja de ser una película del montón.

0 comentarios:

Publicar un comentario