23/7/09

Firewall

Firewall

Un experto en seguridad encargado de programar el sistema informático de un banco se ve entre la espada y la pared cuando secuestran a su familia para obligarle a burlar el sistema que él mismo creó y poder recuperar sana y salva a su querida familia a cambio de una jugosa transacción. Tras este argumento esperaba encontrar una película de acción binaria pero me encontré con un producto fabricado puramente para entretener -algo esperado- pero con una trama que dista mucho de la esperada.

En el papel de ejemplar padre de familia, empedernido trabajador y genio informático encontramos a un Harrison Ford soso, con la misma cara de estatua de siempre y que no me comunica nada. Me creo que sea un estreñido padre de familia ejemplar y que cumpla con creces con su trabajo en un buen despacho pero no es así con sus supuestos conocimientos informáticos, más que un friki de los computadores me parece un simple ejecutivo de empresa. La informática es otro tema a tratar severamente, nos ofrecen (venden) una forma de hackear el sistema ridícula y que sólo sirve para vestir una acción, no siempre acertada, que recorre toda la cinta.

Un argumento reducido a la simplicidad de un padre en apuros que desea recuperar su familia a toda costa pero que incomprensiblemente se juega en demasía la vida de su mujer e hijos por salvaguardar los intereses de un banco y un puñado de ricachones. ¿Poner en peligro a tu familia por un conjunto de unos y ceros? No me parece la solución más razonable, los bancos roban continuamente a la gente, hasta se inventan dinero y a nadie le parece importar. Por eso, que roben un banco no es algo que me interese, de hecho me enfada que no me hayan avisado, ¿robar a un ladrón es robar? Por ello los “malos” no me parecen tan malos, la acción desmedida se queda en un concepto utópico, la informática nunca llega a aparecer y el señor Ford me vuelve a decepcionar; en fin, una película que se queda colgada al poco de ejecutarse.

0 comentarios:

Publicar un comentario