26/4/09

Venganza (Taken)

Venganza

En Venganza encontramos acción desenfrenada y unos medios técnicos que nada tiene que envidiar esta producción francesa a sus congéneres norteamericanas; se demuestra que en Europa –por desgracia no en todos los países– también se pueden conseguir escenas espectaculares con ritmos vertiginosos que calen en el espectador.

El mejor acierto en el reparto fue otorgarle el protagonismo al actor irlandés Liam Neeson, que interpreta el papel de un espía y agente secreto estadounidense retirado que debe volver a la acción para salvar a su hija, secuestrada en París por una peligrosa banda de albanokosovares que se dedica, entre otros menesteres, a la trata de blancas. Y esta es la peor parte de la película, un guión demasiado simple y plano, que gotea inverosimilitud por sus cuatro costados pero que, milagrosamente, entretiene de una manera extraordinaria.

Esta carencia en el guión es suplida por un Liam Neeson más que creíble y una dirección a cargo de Pierre Morel que sorprende por su capacidad que conjugar la acción y la trama endeble de tal forma que la historia, por pequeños momentos, parezca creíble. Lo que más me rechinó fue la parte sádica, asesina y sin ningún atisbo de ética de la personalidad de Liam Nelson que no se inmutará por las atrocidades cometidas para salvar a su hija, una vez más, el fin justifica los medios.

Dejando de lado las taras del guión, veremos a un agente secreto al más puro estilo Bourne con una inteligencia y sangre fría envidiables que se llevará por delante a todo ser viviente que se interponga entre él y su hija. Venganza cumple con creces su cometido, su acción ininterrumpida hará que el espectador se olvide de todo lo que le rodee durante una hora y media que por seguro se hará breve, espectacularmente divertida.

4 comentarios:

El cine francés es un ejemplo cojonudo a seguir como industria..., cómo hacer cine comercial sin desdeñar la calidad, cómo hacer cine comercial malo, sólo para hacer pasta y cómo hacer cine intimista, apoyándose en prodcutos comerciales que sostienen los pilares económicos de la industria. Eso es industria...

Te doy toda la razón ya que los españoles tendemos a copiar las ideas francesas no estaría mal que tomásemos ejemplo de su industria del cine.

Mira a Luc Besson, si lo dejan sólo se monta su "franhollywood", que casi que ya lo tiene...

Sin duda, la mejor película que vi el verano pasado.

Publicar un comentario